Instalación de una puerta blindada

Si estás pensando en instalar una puerta blindada o reemplazarla por otro modelo más actual, mas no deseas tener que recurrir a un cerrajero, en este post te contamos cómo instalar una puerta blindada sin ayuda de un profesional.

¿De qué forma instalar una puerta blindada?



  • Tornillos autorroscantes

  • Espuma de poliuretano

  • Tirafondos de bisagra de 50 0 60 mm

  • Premarco

  • 5 tapetas lisas de 90x10 rechapadas en exactamente la misma madera que la puerta

  • Taladro

  • Broca de widia de 6x160

  • Atornillador

  • Sierra de calar

  • Cepillo eléctrico

  • Nivel

  • Martillo de punta curva

  • Formón

  • Alicates




Pasos que debes seguir para instalar una puerta blindada



  • Primeramente hay que retirar el marco viejo. Para conseguirlo debemos hacer varios cortes transversales con la ayuda de una sierra de calar, mientras más cortes hagamos más fácil será de retirarlo.

  • Si la puerta que se va a cambiar tiene más de 15 años, el premarco está en mal estado o, simplemente, no hay premarco, se aconseja por norma instalar un premarco nuevo.

  • Al momento de poner el premarco debemos verificar que esté absolutamente nivelado, esto se puede hacer con una regla o con un nivel, tanto en los largueros como en el cabezal. Otra forma es comprobar si el nivel de las diagonales tienen la misma longitud.

  • Cuando ya esté listo, se debe preparar el marco y aplicar la cola de carpintero u otro similar, en el lugar que va pegado al premarco. Luego atornillar, primero en la parte de revisa este blog las bisagras. Es conveniente que éstas queden lo más fuertes y niveladas posible, ya que son las que van a aguantar el peso de la puerta y van a determinar que la puerta esté nivelada.

  • Si queda un hueco sobrante por el lado de la cerradura, se acuña o bien calza y los huecos se llenan con espuma de poliuretano.

  • En el instante de atornillar el marco al premarco, debemos tener en cuenta 2 recomendaciones: lo primero es que es recomendable perforar el marco en la parte de la bisagra con un tornillo autorroscante de 10cm de largura. La segunda es que este tornillo no se va a ver una vez colocada la bisagra encima y es fundamental para dar más resistencia al conjunto.

  • Se va a poner un autorroscante debajo de cada bisagra y en la una parte de la cerradura también conviene poner dos o bien 3 repartidos proporcionalmente a unos 5 cm debajo del alojamiento de los burlones de las cerraduras que tiene el marco.

  • Posteriormente, se atornillan primero las bisagras. Conviene reemplazar todos los tornillos que tengan en origen por otros más largos. En la una parte del cerradero con sustituir ciertos será suficiente.

  • Una vez que se ha atornillado el conjunto se debe de cerrar la puerta para comprobar que se ajusta al marco y que queda a nivel.



Si necesitas mas información o bien te gusto nuestro weblog puedes ver aquí mas publicaciones...

Turno para las tapetas



  • Podemos colocar según los gustos de cada persona en inglete o asimismo a tope en ángulo recto si son lisas.

  • Es esencial no poner muchos clavos, a fin de que no se noten los orificios. Le aconsejamos que sean clavos con cabeza de aguja, ya que son muy finos y casi no se ven.

  • Una vez clavada la tapeta, con masilla de carpintero y el tono de la madera o acabado utiizado, se deben tapar los agujeros de los clavos de la tapeta para que el resultado sea perfecto.


  • Se termina el proceso poniendo el pomo y la mirilla:

  • Lo normal es situar el pomo entre 98 y 102 cm o donde demande el diseño de la puerta.




Tags: instalacion, puerta blindada, puerta,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *